Si estás dando tus primeros pasos en el juego del baccarat, pues quizá te veas acorralado por la forma en que se juega, pero no es nada de eso, sino todo lo contrario. Pero si es que dudas de mi palabra, y para que me lo creas, aquí te dejo una serie de consejillos para que tengas en cuenta al enfrentarte a lo que crees el monstruo del baccarat

Baccarat

Para empezar, recuerda que en este juego puedes apostar a la banca, al jugador, o también al empate. Pues, desde un inicio olvida la opción de apostar al empate. Es cierto que las posibilidades de que gane la banca son algo mayores a las que tiene tu mano, pero jamás intentes ir por el empate, ya que es muy poco probable que esto suceda.

Tener en cuenta las comisiones, las cuales son una cantidad del 5 por ciento de cada apuesta que se lleva la casa. Debes saber cuantas comisiones debes pues al final del juego, o cuanto te retiras de a mesa, el crupier te cobra las comisiones, por lo que debes contar con el dinero suficiente para pagarlas.

Por último, el seguir las tendencias o cantidad de veces que gana el casino o el jugador, no te servirá de nada, pues ello no dicta el futuro ni mucho menos los ganadores de las próximas manos.