Muchos conoceréis el blackjack de series o películas ambientadas en Las vegas, y otros tantos conoceréis este juego por haber disfrutado de él en cualquiera de los casinos a los que hayáis ido o visitado de forma online.

El Blackjack es uno de los juegos de cartas más famosos del mundo, también conocido como 21, y es que, todos aquellos que habéis tenido la oportunidad de jugar y la habéis aprovechado lo sabréis, este juego requiere una perfecta combinación de habilidad y suerte con la que dominar el juego.

La probabilidad de éxito es una de las grandes variables a tener en cuenta, por ello, es importante que, aunque es realmente fácil empezar a jugar al Black jack, comprendáis de manera más profunda el juego en sí, así como las distintas reglas que acompañan este juego de cartas y las pautas estratégicas que os permitirán incrementar las posibilidades de resultar vencedores.

Una de las razones por las que la popularidad de este juego no ha hecho más que crecer se debe a la posibilidad que éste ofrece de realizar “conteo de cartas”, lo que ha provocado que la imaginación de los distintos jugadores de todo el mundo se incremente, incorporando una emoción extra al juego más seguido por todos los amantes de los juegos de carta que incorporan emoción y riesgo, variables imprescindibles para incrementar la adrenalina del juego.

De ahí el que hayamos visto numerosos capítulos de distintas series, o incluso películas, en las que el Black jack era uno de los temas principales inspirados en la expectación y la adrenalina que acompañan al juego y que tanto se identifica con las numerosas películas de Hollywood en los que se ha incluido.

Bwin es una de las casas de apuestas más importantes en la actualidad, correspondiéndose con el proveedor número uno de juegos online, tanto con los referentes a los juegos de cartas de casino, así como las diferentes modalidades de poker.

El principal fin de este juego es llegar a contar 21 utilizando las cartas que te dan. Lo más importante es no pasarte, es preferible quedarse cerca a pasarse, dado que gana el que más se aproxima o alcanza los 21. Si tus cartas suman más de 21 perderás automáticamente la mano. En este juego de cartas tu contrincante es el crupier del casino, intentando ganar a sus cartas; no juegas contra otros jugadores. La mano ganadora es aquella cuya combinación de dos cartas (incluso el AS y otra carta de valor 10) sume 21, llamándose así Blackjack.